miércoles, 24 de mayo de 2017

jueves, 18 de mayo de 2017

NO SOLO LO DECIMOS NOSOTROS: LA UIGV DE CERVANTES ESTÁ CONDENADA A LA EXTINCIÓN


REVISTA SEMANA ECONOMICA
REFORMA UNIVERSITARIA: INVERTIR O DESAPARECER


12 MAYO 2017 
LAS UNIVERSIDADES DE BAJA CALIDAD SE VERÁN OBLIGADAS A INCREMENTAR SU INVERSIÓN Y REDUCIR SU RENTABILIDAD SI QUIEREN APROBAR EL PROCESO DE LICENCIAMIENTO. LA UAP, UCV E INCA GARCILASO DE LA VEGA NO OBTENDRÍAN EL LICENCIAMIENTO DE LA SUNEDU AL NO CUMPLIR CON CONDICIONES BÁSICAS DE CALIDAD, SEGÚN FUENTES DEL SECTOR

POR BRUNO YSLA Y RAFAEL ASTE
La reforma universitaria acabará con las universidades que anteponen la rentabilidad a una alta calidad educativa. Las universidades de baja calidad educativa que quieran aprobar el licenciamiento iniciado por la Sunedu (que supervisa y aprueba el proceso de licenciamiento) en el 2015 —que busca establecer condiciones básicas de calidad educativa superior— y así sobrevivir se verán obligadas incrementar sus inversiones para mejorar su calidad. En consecuencia, se reducirán su rentabilidad y sus márgenes financieros.

“Una universidad con 100,000 alumnos o con 10 alumnos, si no obtiene el licenciamiento, no podrá operar”, dice Lorena Masías, superintendente de la Sunedu. Hasta ahora sólo 12 universidades de las 142 que hay en el país han obtenido el licenciamiento.

El plazo para presentar las solicitudes de licenciamiento termina este año. De las 12 universidades licenciadas, todas son instituciones sin fines de lucro. Las universidades que no estén dispuestas a reducir sus márgenes para invertir en calidad dejarán de existir. SEMANAeconómica contactó a la UAP, UCV, Universidad Autónoma, Universidad Garcilazo de la Vega pero decidieron no participar en la elaboración de éste artículo.

UN MODELO LUCRATIVO
El proceso de licenciamiento tendrá un impacto negativo principalmente en las universidades con fines de lucro y alta rentabilidad. Éstas mantienen un modelo de negocio de márgenes considerablemente más altos que las que no tienen fines de lucro. El margen neto de las primeras —según una muestra de SEMANAeconómica— es de 24%; el de las segundas, 14%, (ver gráfico Resultados financieros de universidades…). El menor margen de las segundas se explica por mayores inversiones en la calidad educativa, como en infraestructura y profesores. La UPC paga S/.80 por hora a sus profesores con maestría a tiempo parcial; la UCV, S/.30. El ROE de la UCV en el 2015 fue de 34%; el de la UPC, 10%.


Estas altas rentabilidades se han dado a pesar de la desaceleración económica del país, y son incluso mayores que la de sectores contracícliclos (SE 1565). Una universidad que prioriza márgenes sobre calidad es la Universidad Alas Peruanas (UAP). Sus ingresos y rentabilidades son envidiables para algunas universidades privadas sin fines de lucro —como la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH)—, e incluso por encima de algunas con fines de lucro —como la UPC—.
La hasta hace poco laxa regulación de la educación universitaria ha permitido este descalce. El problema a futuro radica en la gran cantidad de alumnos de algunas de estas universidades de baja calidad y con menor empleabilidad. La UAP tiene 90,000 alumnos. Es la universidad con mayor alumnado del Perú. Al mismo tiempo, lidera el ranking de universidades de donde las empresas no contratarían a egresados, según una encuesta de Ipsos Perú del 2013. El 33% de los encuestados indicó que no contrataría egresados de la UAP.

INVERTIR PARA PASAR
La única opción que les queda a las universidades con fines de lucro de baja calidad educativa para obtener el licenciamiento y continuar operando es invertir para cumplir con las condiciones básicas de calidad exigidas por la Sunedu. Ya hay universidades que han comenzado a sacrificar su rentabilidad para adecuarse a la ley, según Fernando Solís, investigador de la Universidad de Lima, y Claudia Bayro, directora de licenciamiento de Sunedu.

La previsible reducción de los márgenes financieros haría menos atractiva en este tipo de universidades, aunque no necesariamente de sus pares privadas con fines de lucro de alta calidad. El hecho de que firmas de private equity, como Laureate Education, hayan invertido en este tipo de universidades no cambia el atractivo de inversión en el sector. Las universidades con mayores dificultades para adaptarse al proceso de licenciamiento estarían en riesgo de desaparecer (ver gráfico Las tres principales condiciones…)

UN PROBLEMA SOCIAL
“Habrá universidades que no cumplirán con el proceso de licenciamiento”, comenta Bayro. Esta situación generaría un problema social: su cierre dejaría a una considerable cantidad de alumnos sin casa de estudios.

Un caso paradigmático de las consecuencias sociales y económicas de las acciones de la Sunedu es el cierre de siete carreras de la Universidad Autónoma del Perú por el Indecopi por ofrecer carreras sin autorización de la Sunedu. El cierre implicó la denuncia de los estudiantes afectados. La universidad tuvo que reubicar a sus 3,245 alumnos a la UCV, que pertenece al mismo dueño, el ex candidato presidencial César Acuña. Hoy la universidad tiene cerca de 8,000 alumnos.

El conflicto sería mucho mayor de ordenarse el cierre de universidades con más alumnos. Universidades como la UAP, UCV e Inca Garcilaso de la Vega no obtendrían el licenciamiento al no cumplir con las condiciones básicas de calidad en todas sus filiales, según fuentes del sector universitario. Sólo la UAP no ha presentado su solicitud. Ha pedido una prórroga después de que los desastres naturales ocasionados por El Niño afectaran su infraestructura.

La Sunedu aún no tiene un plan de contingencia definido para enfrentar este potencial problema social. “Lo estamos diseñando para que los alumnos no sean perjudicados. Pueden ser trasladados a otras universidades o continuar en la universidad hasta el cierre definitivo, o hasta que se termine de brindar el servicio”, agrega Masías. El eventual cierre de una universidad de baja calidad no sólo afectaría a los alumnos matriculados, sino que reduciría el valor del título obtenido por los profesionales egresados.


POSIBLES ESCENARIOS
El proceso de licenciamiento genera una incertidumbre hacia el futuro. El primer posible escenario es que los plazos máximos se flexibilicen para permitir el cumplimiento de las universidades en riesgo. “Es un proceso impredecible. Muchos eventos pueden generar que a una universidad se le suspenda el proceso por un tiempo”, añade Bayro en referencia a la reciente prórroga otorgada a la Alas Peruanas.

El diseño e implementación del proceso de licenciamiento también es parte del problema porque aplica la misma regulación a más de 140 universidades. Bayro, de la Sunedu, reconoció a SEMANA Económica que el diseño es caótico.

En otros países las regulaciones se elaboran según la función que cumple cada universidad”, señala el Edward Roekaert, rector de la UPC. El proceso de licenciamiento podría haber sido adaptado a una tipología específica de universidades. “Una universidad que hace investigación no es igual a una que se dedica a la enseñanza”, añade Fabiola León Velarde, rectora de la UPCH. Los plazos inicialmente previstos, de alrededor de 30 días hábiles según el Minedu, serían extendidos para permitir la adecuación de las universidades en riesgo de mayor envergadura, según las fuentes antes mencionadas.


Los escenarios restantes se darían ante eventuales cierres de las grandes universidades con fines de lucro y de baja calidad. En este caso, los alumnos podrían reubicarse a institutos técnicos. Éstos se han visto impulsados recientemente por la ley de institutos, que mejoraría su tradicional imagen negativa (SE 1534, SE Destaca; SE 1558, Sectores y Empresas). La oferta coincide en precio y accesibilidad con la de las universidades con fines de lucro de baja calidad. El mercado de universidades pasaría a tener una oferta más reducida pero con condiciones educativas similares.

Las consecuencias de la reforma universitaria cambiarán el status quo del mercado educativo en el Perú. Los modelos de negocio con rentabilidades enviadibles dejarán de existir debido a una necesaria mayor inversión en calidad para cumplir los estándares de la Sunedu. Las consecuencias sociales de este cambio se verán en el mediano plazo.


martes, 9 de mayo de 2017

SINVERGÜENZA, ESTAFADOR Y HUEVEADOR COMO ÉL SOLO

Mientras a muchos docentes se les resta la carga lectiva a 08 horas, para no pagarles sus beneficios sociales, mientras a un numeroso grupo de trabajadores estables, se les arrincona y se les humilla, quitándoles sus labores para encerrarlos en cuartuchos hacinados, con el fin de despedirlos. El Jefe del Rectarado y su yerno marica Miguel Sandoval Cabrejos, se dan la gran vida viajando por el mundo, en vuelos de primera clase, hospedándose en hoteles cinco estrellas, ¿Para qué? ¿Para buscar convenios internacionales? ¡No!, se largan para huevear.
Este video corresponde a un viaje en noviembre del año pasado, en el periplo por Italia de Cervantes y compañía, para “fomentar la marinera”. Así pues, el sacrificado rector, gana su sueldo millonario, para verlo en pantalones apretados y mover las nalgas a la MIKINARINERA, su yerno preferido. Cervantes vive en su propio planeta, en su mundo de porquería, mientras Jorge Lazo dizque conspira contra Cervantes y planea su derrocamiento. No te creemos Koki, porque tu psicología menor es herencia de sangre.

SIEMPRE DE PIE
NUNCA DE RODILLAS



martes, 25 de abril de 2017

martes, 18 de abril de 2017

PRONUNCIAMIENTO 84

Regreso un martes, después del domingo de resurrección, aunque Garcilandia esté cerca de su miércoles de cenizas. Después de un largo tiempo dedicado a la lectura e investigación, regreso hoy gracias al viejito, al ancianito, al abuelito o al querido papapa Luis Cervantes Liñán. ¿Por qué lo quieren, no? Colegas docentes; lo aman, lo veneran y le regalaron su propio estatuto para que pueda quedarse hasta los 75 años, él y su banda. Y digo que recuperar mi espacio y tiempo vital era muy necesario, para mi cuerpo y mente, necesitaba de una profilaxis urgente y liberarme de toda esa bazofia que representan los Nuevos Tiempos. Nuevas Ideas y por eso dejé más de tres meses este espacio de lucha, dedicándolos a mis nietos y actividades personales, para alegría del Jefe de la banda y para tristeza de los pobres garcilandios recluidos en esa cárcel llamada UIGV.
Y bueno, a pesar de que muchos pregonan de la poca capacidad de cognición de LCCL, él sigue atornillado en el sillón rectoral hasta que la muerte los separe. Todo esto, gracias a que Luchito conoce sus miedos y a la permanente imbecilidad y ganas de los docentes ordinarios, que andan felices y ansiosos por siempre arrastrarse ante su omnipresencia, creyéndolo un sabio y magnánimo a quien deben venerar, porque gracias a él vivirán miserablemente el resto de sus tristes vidas, sin dignidad ni decencia a cambio de unos centavos mal pagados, mientras El Padrinito, su familia y su clan de delincuentes se dan la gran vida a costa no del dinero de las pensiones, sino de la cobardía de todos los docentes balbuceantes-asociados, a excepción de dos nuevos mártires que tuvieron el coraje de mandarlo al carajo a Cervantes, que denunciaron ante la prensa a su estatuto espurio, para eternizarse en el cargo, pero que por su afrenta ya fueron despedidos, sumándose a la enorme lista de docentes y trabajadores damnificados.
En estos tres meses cervantinos, o sea de full relajo para Garcilandia; me escribieron mis sufridos lectores e hinchas, preguntándome por qué no me he pronunciado últimamente a raíz de la farsante Asamblea General de Asociados, para aumentarse la edad y del proceso de ratificación de docentes ordinarios. Pues bien, no me he querido referir a este penoso tema porque sinceramente desde hace casi diez años, me cansé de advertirles desde el 2004, cuales eran las intenciones del miserable y mi ex amigo pero aun colega y maldito cófrade Cervantes.
LOS QUE LLORAN
LOS QUE RIEN
Sin embargo, me apenó muchísimo que los docentes ordinarios, donde tengo viejos amigos, no sean unidos para apoyar a los colegas Walter Espinoza y Edwin Castro y mandar así al tacho, el Estatuto de El Padrinito.  Y allí tienen pues a Javier Villavicencio, Augusto Caro, Telesforo Molina, Ulises Mejía, Cornelio Gonzales, Lizardo Saenz, Félix Leytón, Juan Cosio, Juan Sandoval, Pedro Alvarado, quienes asumieron el triste papel de voceros de Cervantes, quienes aplaudieron a rabiar la subida de edad a los 75 años, “felices y llenos de alegría”, cuando la verdad es que la UIGV está al borde de la desaparición, porque ya está en quiebra, léase bien en bancarrota, sin plata para pagar sueldos, o sea jamás recibirán beneficio alguno, prueba de ello, son los cuarenta trabajadores arrinconados, puestos a disposición del renacuajo Gómez Salas, para ser largados a la calle, porque así es como Cervantes trata a su muy querida “Familia Garcilasina”, con miserias para unos y privilegios para sus allegados. 
Como les decía, el colega despedido fraudulentamente Walter Espinoza Ocala, por levantar las banderas de la justicia, fue expectorado de Garcilandia junto a otros colegas; lo más grave de todo es que denunció en su cuenta de Facebook, que Luis Cervantes Liñán, habría simulado una Asamblea de Asociados el día 13 de diciembre, para modificar artículos del estatuto, donde ningún docente fue convocado. Eso señores es un delito. Por eso tú Jorge Lazo, en lugar de andar como maricón cuchicheando, en la sala de tu casa o la sala de algún docente, en un chifa o en tu consultorio, maldiciendo a Cervantes y buscando la forma de derrocarlo con mano ajena, porque no le preguntas a Cervantes, si algo de huevitos te quedan, ¿Qué hay de cierto en que convocó a una asamblea el 13 de diciembre de 2016? Donde nadie fue. 
Así es como siempre maneja Cervantes Liñán a Garcilandia, como su chacra ¿Y dónde queda la institución?, desprestigiada por ser cueva de corruptos y delincuentes, gracias al excelentísimo señor Rector, que todo lo que toca se convierte en CACA. No hay ningún decano que le diga a Cervantes que casi todos sus políticos a los que les regalaron sus Honoris Causas o fueron condecorados por El Padrinito, acabaron por los suelos en su reputación. Si, los amigotes de Cervantes y distinguidos Honoris Causas, Alex Kouri, encarcelado, Félix Moreno, encarcelado, Alejandro Toledo, prófugo, Eliane Karp, con pedido de captura, Enrique Cornejo, Investigado, Pedro Pablo Kuczynski investigado, o sus amigos Carlos Burgos, encarcelado y Roberto Torres, encarcelado, todos ellos son un reflejo que tarde o temprano Cervantes caerá, porque no existe peste que dure cien años.

 
Todo indicaría que ya se acerca el final gracias a la cobardía de los docentes y trabajadores y estudiantes, duele decirlo, pero es la verdad, Cervantes se quedará con la UIGV y los botará a todos, los 75 años es puro cuento, pero solo se podrá impedirlo si docentes y trabajadores se unen para desaparecer a Cervantes del rectarado, aunque después de diez años de hablar en el desierto, más fácil es que Kim Jong-Un mande una bomba atómica a garcilandia y nos haga el favor a todos. Aunque pensándolo bien, si todos los delincuentes que reciben Honoris Causas de Cervantes van a la cárcel y Cervantes se dio asimismo su Honoris Causa, entonces el acertijo es fàcil, ¿Verdad Koki?


SIEMPRE DE PIE
NUNCA DE RODILLAS



PD
Luchito, en mis vacaciones salieron muchas noticias sobre ti. Te pongo al día con todas aquí abajito nomas para tu placer y deleite.



DIARIO UNO 10 DE MARZO 2017

RECTOR BAJO SOSPECHA POR MUERTE DE SU SECRETARIA


¿PATRICIA MORALES SABÍA DEMASIADO? Piden reabrir investigación. Afirman que fue asesinada a las pocas horas de haber dicho a su esposo por teléfono desde la universidad: “He visto algo horrible”. El último en verla viva fue guardaespaldas del mismo rector de la Garcilaso, Luis Cervantes Liñán.

La joven señora Patricia Morales, de 39 años, reina de un hogar feliz, era secretaria del cuestionado rector de la Universidad Nacional Inca Garcilaso de la Vega, sí, el que durante años ha ganado más de dos millones de soles mensuales, sueldo que él mismo se puso, quien acostumbra mediatizar a profesionales y autoridades otorgándoles puestos en su universidad o distinciones que van a los currículos. Una técnica de enrolamiento tipo “Odebrecht”, con la que se subsidia –como a los candidatos electorales– a quien más tarde se va a necesitar.

En vista de que en las investigaciones quedaron muchos ángulos sin iluminar y también diligencias sin realizar, el tío de la víctima, Juan Carlos Martínez Murillo, ha pedido la reapertura de las investigaciones, basándose precisamente en los vacíos existentes y ante el bloqueo sistemático que pretende recortar el derecho a la apelación y al análisis público de las determinaciones judiciales.

Han pasado 11 años desde el 28 de diciembre del 2006, precisamente el día en que ella iba a encontrarse con su esposo y contarle qué era aquello que la hizo decir: “He visto algo horrible”, y no tuvo tiempo para contarlo. Hoy su sangre sigue clamando justicia.


El martes 7 de marzo, la mesa de partes de la 34º Fiscalía Provincial en lo Penal de Lima recibió el recurso de reconsideración y reapertura de la investigación para el esclarecimiento de la muerte de Luisa Patricia Morales Martínez, secretaria de Luis Cervantes Liñán, rector de la Universidad Inca Garcilaso de la Vega, ocurrida en circunstancias misteriosas, aparentemente en un cuarto del hostal “Asahi”.

Lo presentó Juan Carlos Martínez, tío de la víctima, quien tiempo atrás había sido despedido de la misma universidad mediante confabulaciones con testigos chantajeados por los funcionarios del entorno del rector Luis Cervantes.

Facsímil del recurso presentado por Juan Carlos Martínez, tío de la víctima, para que se reabra la investigación y se ventilen mentiras y se iluminen ángulos oscuros.


INCONGRUENCIAS
El recurso menciona una serie de fallas y de diligencias no realizadas por la Policía y el Ministerio Público, pero antes de ello y por encima de todo quedan vigentes de lo actuado, realidades como las siguientes:

Las contradictorias declaraciones del rector Cervantes Liñán en las que negó relaciones cercanas con Patricia Morales y su familia, cuando hay declaraciones de testigos y fotografías familiares que echan por tierra las negativas del rector. No solo vivían ella y su familia muy cerca del rector sino que tenían una familiaridad marcada que muchos en la universidad conocían.
Las declaraciones absurdas del policía William Alfredo Mejía Vílchez, el último en ver con vida a Patricia Morales, con quien, a supuesto pedido de ella, irían a un hostal donde ella –solo ella– se drogaría con clorhidrato de cocaína e ingeriría wisky durante una hora para luego convulsionar y morir sin que el policía, pese a su experiencia de custodio, atine a pedir auxilio ni a nada.

Las evidencias de que la víctima no se drogó por su voluntad es otro elemento indiciario que no hubiera escapado a los criterios de un fiscal probo o de un juez digno, y de aquí se infiere claramente la comisión de un asesinato.

El protocolo de análisis toxicológico N° 200703000627 realizado al cadáver por el Instituto de Medicina Legal –en efecto– arroja 0% de alcohol, lo cual pulveriza lo manifestado por Mejía Vílchez. Y también confirma que había cocaína en la orina, sangre, hígado, cerebro y contenido gástrico pero no en las fosas nasales, por donde se aspira la mencionada droga. ¿Cómo llegó la cocaína a los órganos internos de Patricia?

INTOLERANCIA
Pero una cosa que merece una acción jurisdiccional del Ministerio Público es que nada de esto fue tomado en cuenta por el Dr. Richard Saavedra Luján de la 56ª Fiscalía Provincial Penal el 5 de diciembre del 2014 y el 5 de abril del 2016. Esto no es un insulto al magistrado sino una invocación a las autoridades superiores para que se pronuncien y pongan remedio a lo actuado.

Refieren algunos periodistas que este señor fiscal suele reaccionar hepáticamente cuando la prensa, haciendo uso de los derechos y normas vigentes, recusan o ponen reparos a las decisiones que él toma o respalda, y que de ninguna manera son omnímodas ni inapelables.

Así, el año pasado remitió a la revista VELAVERDE, después de que aquella se ocupara del tema que molesta al rector Luis Cervantes, una carta que transmite una amenaza velada, pues señalaba que lo hacía “a efectos de que tenga mayores elementos de juicio y no se deje llevar por declaraciones infundadas de terceros y publique información falsa y/o agraviante al honor y buena reputación de terceros”.

Y añadía: “Acompaño a la presente, copia certificada de las resoluciones emitidas por la Quincuagésimo Sexta Fiscalía Provincial Penal de Lima de fecha 5 de diciembre de 2014 y 5 de abril de 2016 que declara: NO HA LUGAR A ABRIR INVESTIGACIÓN PRELIMINAR contra los que resulten responsables por la presunta comisión del delito Contra la Vida, el Cuerpo, la Salud – Homicidio en agravio de Luis Patricia Morales Martínez, y CONSENTIDA la resolución que declara No ha Lugar a Abrir Investigación Preliminar, respectivamente”.

Y terminaba subrayando: “Por ello, mucho le agradeceré se sirva tomar en consideración los alcances de las referidas resoluciones, a fin de evitar posibles querellas por difamación agravada en mi agravio”. ¿Esto no significa “los enjuiciaré si cuestionan mis resoluciones”?.


Rector de la Universidad Inca Garcilaso de la Vega, Luis Cervantes, con Patricia Morales y los hijos de ésta, en una foto familiar. ¿Sólo la conocía laboralmente?

HACER JUSTICIA
Una de las causales para reabrir una investigación es que la primera haya sido deficiente al no haberse llevado a cabo las diligencias y actuaciones necesarias para el esclarecimiento de las causas de la muerte, “atendiendo a la evidente manipulación del escenario del cadáver acondicionado ex profeso”.

La primera versión habría tenido por objeto “hacer creer que falleció al interior de una habitación de hotel, cuando existen indicios suficientes para presumir que Luisa Patricia Morales Martínez fue conducida a dicho establecimiento cuando ya se encontraba cadáver al haber sido asesinada por sobredosis de clorhidrato de cocaína aplicado contra su voluntad, al no existir evidencias de consumo intranasal o intravenoso, pese a haberse encontrado en el lugar el alcaloide metil benzoil ecgonina (comúnmente conocido como cocaína, hallado también en cerebro, hígado y contenido gástrico) en sangre, orina y bilis”.

Señala que es imposible que en 40 o 50 minutos a partir del consumo oral de cocaína en agua o licor hubiese ocasionado convulsiones a causa de una sobredosis, debido a que, al ser una base débil, la absorción de la cocaína en el estómago demora y recién tiene efectos después de 60 a 90 minutos dependiendo de la pureza y cantidad de la droga.

Señala que la víctima tampoco diluyó droga en el wisky, toda vez que el policía William Alfredo Mejía Vílchez no mencionó esto en su primera minuciosa manifestación.

Y finalmente, el indicio concluyente: en el estómago y órganos de Patricia Morales no se encontró ningún vestigio de alcohol. Obviamente, señalar esto no es cuestionar a ninguna autoridad fiscal o judicial, sino solo el análisis de los elementos que el magistrado se supone tomó en cuenta para considerar que no ha lugar para abrir investigación preliminar contra quienes resulten responsables.

Debe señalarse igualmente que no se ha contado con las declaraciones de Doris Elizabeth Higa Inajuku ni de Luz Wendy Afan Tarazona, para que precisen si vieron el rostro de Patricia Morales, a qué hora pudo haberse producido y a qué hora se supo de su deceso.

Conducta errática que sería ilógica
Para el viudo José Meléndez, la conducta que la policía por declaraciones de Mejía Vílchez atribuye a su esposa resulta desconocida, extraña, y solo sería explicable pensando que en esas horas fue errática.

Ella habló con su esposo y acordaron ir de compras horas después, pero en la última conversación telefónica fue donde le dijo que había visto en la universidad “algo horrible”. Era claro que cuando se encontrasen le completaría el relato.

También es posible que alguien la haya escuchado decir eso. En tal situación, se habría convertido en un típico caso de “Sabía demasiado”.

Según la policía, que recoge la versión del custodio Mejía Vílchez, la secretario de Cervantes dejó de lado el acuerdo con su esposo y se fue hasta San Borja, en las inmediaciones del coliseo Amauta “a caminar”.

Según dicha versión, ella llevaba ya en su cartera una botella de wisky, dos bebidas gaseosas y dos vasos, y “de casualidad” se encontró con Mejía Vílchez, el policía que es custodio del rector Cervantes, quien vive precisamente en San Borja, y que en ese momento se dirigía a una zona entre Breña y Lima llevando ropa que le iba a lavar la mamá de un amigo.

En su manifestación, Mejía Vílchez afirmó que no tenía amistad con Patricia Morales y solo eran compañeros de trabajo, y que ella le pidió insistentemente ir a un hotel para conversar porque se sentía preocupada y mal por los problemas familiares y económicos por los que atravesaba. Dijo que ella bebió dos sorbos de licor y comenzó a convulsionar.

Cervantes negó su cercanía a la víctima
A los empleados de la Universidad Inca Garcilaso de la Vega les llamó la atención conocer las declaraciones del rector Luis Cervantes, quien afirmó que no tuvo cercanía con su secretaria Patricia Morales, y que no mantuvieron más relaciones que las laborales en ese claustro.
Sin embargo, todos recordaban que además de las coincidencias en las ceremonias internas de la universidad, tenían una cercanía casi familiar.

Señalan que esa distancia no era verdad. El mismo Juan Carlos Martínez, tío de ella, cuenta que su hermana, Patricia Vega, ha mantenido una larga relación con Cervantes, con quien incluso tiene dos hijos.

Para los demás empleados de la universidad, ella era una trabajadora de la máxima confianza del rector, de modo que era ilógico que declare a la policía que la conocía solo a través de las relaciones laborales, porque todos pensaban que eran familiares. Sobre todo, cuando hay numerosos testimonios gráficos de esa familiaridad, fotografías y videos tomados en múltiples oportunidades.

Incluso la fallecida y su esposo José Meléndez Rabanal e hijos vivieron en un minidepartamento situado dentro de la casa de su hermana. En esa casa, Cervantes departía con la familia frecuentemente. Y fue de allí de donde la llevó a trabajar como su secretaria.

En la universidad, ninguno de los antiguos empleados entiende cómo pudieron ocurrir los hechos que desembocaron en la muerte. Parece que la justicia tampoco.

Al custodio Mejía Vílchez le renovaron contrato en la Garcilaso, fue ascendido y le aumentaron el sueldo. Después renunció a la Policía. “Me contaron que tras el favor que le hizo a Cervantes, se le arregló la vida. Eso avivó mi búsqueda de justicia”, dice Juan Carlos Martínez.


DIARIO UNO 07 DE MARZO

RECTOR CERVANTES COBRA MILLONES SIN IMPUESTOS


General (r) Daniel Mora señala que nada ha cambiado, el tema se olvidó y el todopoderoso de esa universidad aprovecha la anuencia venal de las autoridades de todos los niveles, pero hay que higienizar la educación.

Pese a todos los esfuerzos realizados para corregir el mal ejemplo que significa, el rector de la Universidad Inca Garcilaso de la Vega, Luis Cervantes Liñán, sigue enriqueciéndose indebidamente en ese centro de estudios y succionando recursos de todos los peruanos, y muy probablemente sin pagar impuestos afirmó ayer el ex presidente de la Comisión de Educación del Congreso, General (r) Daniel Mora Zevallos.

Las investigaciones llegaron a determinar que dicho personaje recibía en el 2016 remuneraciones por valor de 2 millones de soles mensuales, y que desde años atrás era él mismo quien determinaba cuánto debía ganar. Sin embargo, no sabía siquiera cuántos alumnos tenía la universidad de la que era rector.


Luis Cervantes Liñán

RECIBE SUBSIDIOS
La comisión del Congreso le pidió ese dato puntual en una ocasión, y la cifra que dio no encajó ni con la que proporcionó la secretaría de la universidad ni otras oficinas de la misma. Los guarismos que se dieron entonces iban desde los 20 mil hasta los 50 mil alumnos.

El rector Cervantes, dijo Mora, se ha enriquecido y se sigue enriqueciendo no como universidad privada que es su argumento de defensa. Y es que se trata de una universidad a la que el Estado aporta el 40% de sus ingresos a través de subsidios que recibe vía exoneraciones de impuestos.

No paga impuesto a la renta (30%); impuesto selectivo al consumo (5%), impuesto general a las ventas (18%), incluso el impuesto predial que pagan todos los ciudadanos por las propiedades inmuebles. Todo suma más del 40%, según fuentes de la universidad.


22 MIL DIARIOS
Simples cálculos aritméticos demuestran que en algunos años Cervantes ha percibido más de 22 mil soles diarios, considerados de lunes a domingos, o sea siete días a la semana. Y en otros años, más. “¿Es lógico, es posible eso?”, preguntó.

Mora recordó que desde los años en que la comisión que presidió realizó sus mejores esfuerzos moralizadores en este caso, los cobros irracionales de Cervantes Liñán han sido tema de informes y denuncias que han pasado por instancias del mismo Congreso, pero también judiciales y fiscales, sin haber sido debidamente atendidas.

En vista de la oscuridad sobre la procedencia del dinero que Cervantes se hacía pagar y que sugerían claramente la comisión del delito de lavado de activos, los congresistas de Educación lo acusaron de asociación política para delinquir. El Pleno aprobó el informe y este fue elevado al Ministerio Público.

TODOS COOPTADOS
Allí empezó un lento periplo hacia el olvido: el tema lo vio el fiscal José Antonio Peláez Bardales y no pasó nada; lo heredó el siguiente fiscal, Carlos Ramos Heredia. Igual con el actual fiscal de la nación, Pablo Sánchez Velarde.

“El gran problema de fondo es que Cervantes ha tenido cooptados a muchos fiscales, jueces y altos jefes policiales, mediante puestos c omo profesores y otras modalidades.

A toda intervención o acción para poner coto a lo que ocurría en la Garcilaso se opusieron el fujimorismo, el dueño de universidades César Acuña, el pastor Rozas, incluso el entonces presidente del Congreso Luis Iberico se hizo “de la vista gorda”.

“Por eso es que sujetos como Cervantes se pueden seguir enriqueciendo con dinero que nadie sabe de dónde viene. Afortunadamente en el Congreso queda gente que conoce el tema y en cualquier momento lo agitará, como el congresista Vicente Zevallos. Yo estoy dispuesto a colaborar en el aspecto que me lo soliciten. Pero hay que ponerle fin a estas prácticas corruptas”.

ALGO MÁS
Se estableció así que el rector Cervantes recibió 1’242,012 en el año 2005; 2’116,271 en el 2006; 2’242,714 en el 2007; 3’669,890 en el 2008; 8’621,646 en el 2009; 13’490,922 en el 2010; 20’187,157 en el 2011; 17’214,000 en el 2012; y 14’867,870 en el 2013. En el 2012 fueron 47 mil soles diarios.